Master Brand

Guía básica sobre cómo alimentar a tu cachorro

Compartir en
Intro Text
Todo lo que necesitas saber sobre la alimentación de tu cachorro.

Tienes en casa un nuevo y precioso cachorrito... y está hambriento. ¿Qué debes darle de comer? ¿Qué tan seguido debes alimentarlo y durante cuánto tiempo? ¿Qué información debes buscar en la etiqueta de su alimento? En este artículo respondemos todas estas preguntas, y otras más, para ayudarte a tomar las mejores decisiones sobre la alimentación de la nueva bolita de pelo de tu familia.
Content
Image
Hambriente chihuahua detrás de los boles de comida y agua

Lo básico

En lo que respecta a la alimentación de tu cachorro, hay algunas cosas básicas que debes conocer desde el principio.

  • Siempre debe tener agua potable disponible. Tu cachorro debe tener acceso permanente a agua potable limpia. Vacía y rellena el bebedero una o dos veces al día para que siempre tenga suficiente agua limpia. Dato curioso: los cachorros aún no controlan bien su vejiga y deben orinar con frecuencia.
  • No le des a tu cachorro leche de vaca. No la digiere bien y puede causarle diarrea y problemas estomacales.
  • Alimento para cachorro, no para perro adulto. Los cachorros crecen muy rápido y necesitan muchos nutrientes. Sin embargo, son pequeños y solo pueden tomar cantidades pequeñas en cada comida. Es por eso que deben consumir una dieta rica que incluya todos los nutrientes que necesitan. Normalmente, por eso se recomienda darles alimento formulado especialmente para cachorros (no para perros adultos) mientras crecen.
  • No le des comida de humanos. Aunque los perros pueden comer ciertos alimentos de consumo humano, lo mejor es no dárselos mientras son pequeños y solo darles alimento formulado especialmente para cachorros.
  • Separa el lugar en el que come del lugar en el que orina y defeca. Desde el principio, los cachorros evitan por instinto orinar y defecar en donde comen. Apoya este comportamiento manteniendo totalmente separados los lugares que le designes para comer y para orinar.

Cómo escoger el mejor alimento para cachorro. ¿Qué debes buscar en la etiqueta?

Los cachorros necesitan una concentración alta de nutrientes en su alimento, pues no pueden comer grandes cantidades.

En las tiendas de productos para mascotas venden alimento formulado especialmente para cachorros que contiene mayor cantidad de proteínas y está enriquecido con las vitaminas, minerales y grasas que tu perro necesita para crecer sano.

Cuando leas la etiqueta del empaque o de la lata de un alimento para cachorro, recuerda que los ingredientes se enumeran en orden de proporción descendente. Es muy recomendable que busques la descripción específica de los ingredientes (por ejemplo, la fuente exacta de carne o de fibra). Los términos genéricos y ambiguos como “cereales” o “carne y derivados de animales” pueden abarcar una gran variedad de ingredientes de diferente calidad nutritiva. En general, recomendamos que evites los productos que solo presentan una descripción vaga de sus ingredientes.

Hay otra cosa que vale la pena saber: el término “completo” es una definición legal. Si lo encuentras en la etiqueta, significa que el producto contiene todos los nutrientes que tu cachorro necesita diariamente.

Estos son algunos datos que vale la pena buscar

  • Fuente de proteína. La fuente de proteína (carne de res o de pescado, por lo general) debe ser el primer elemento de la lista. De nuevo, siempre busca una fuente de proteínas específica, como por ejemplo, “pollo”, “salmón” o “cordero”, en vez de una fuente de proteína genérica como “carne”. El alimento para cachorros debe tener mayor contenido de proteínas que el alimento para perros adultos.
  • Fuente de grasa. Las grasas ayudan a mantener la piel y el pelaje sanos. En particular, los ácidos grasos como el omega 3 y el omega 6 tienen un papel muy importante en el control de la inflamación, la prevención de coágulos sanguíneos y la promoción del desarrollo cerebral. Asegúrate de que en la etiqueta se especifique la fuente de grasa como, por ejemplo, “grasa de pollo” (en vez de solo “grasa animal”), “aceite de semilla de girasol” u otros aceites. Las grasas de pollo, cordero y pavo son ricas en omega 6, y los aceites de pescado son ricos en omega 3.
  • Carbohidratos y fibras, como los de los cereales. Los cereales a menudo se usan para aumentar el volumen del alimento para perro, y algunos son mejores que otros. El arroz, por ejemplo, es una fuente de carbohidratos relativamente nutritiva para los cachorros, mientras que los cereales más baratos, como el maíz, no les resultan muy digeribles. Una vez más, evita los productos que estén etiquetados con términos genéricos como “cereales”. Lo recomendable es que sepas exactamente lo que le estás dando a tu cachorro.

¿Qué tan seguido debo alimentar a mi cachorro?

Cada cachorro es único, y la cantidad de alimento que necesita depende de varios factores, entre ellos la edad y su nivel de actividad.

Sin embargo, la recomendación general es que alimentes a tu cachorro tres veces al día y que luego disminuyas sus comidas a dos veces al día a partir de los seis meses de edad.

En términos de la cantidad que necesitas darle a tu cachorro cada vez que lo alimentes, en todos los empaques de alimento para cachorro deberás encontrar una guía nutricional. Usa esta guía como base y divide la cantidad diaria recomendada entre el número de comidas que le servirás cada día. Recuerda que si le das premios extra a tu cachorro, debes disminuir un poco su ración diaria de alimento para controlar su consumo total de calorías. Hay una gran variedad de premios disponibles en el mercado.

Te recomendamos procurar que tu cachorro tenga una rutina fija. Elige los horarios de comida que sean más prácticos para ti y que puedas cumplir casi todos los días e intenta apegarte lo más que puedas a esos horarios.

Conservantes naturales vs. artificiales

Cualquiera que sea su presentación, todos los alimentos para perro necesitan tener conservantes añadidos para evitar que se descompongan demasiado rápido.

Por muchos años se han estado usando conservantes artificiales como la etoxiquina, el butilhidroxianisol (BHA, en inglés) y el butilhidroxitolueno (BHT, en inglés). Algunos dueños de perros prefieren los alimentos elaborados con conservantes naturales como la vitamina E, el ácido ascórbico y ciertos extractos vegetales.

Es posible que los alimentos elaborados con conservantes naturales tengan una vida de anaquel más corta y sean más caros.

El alimento húmedo enlatado se conserva de manera natural debido al proceso de enlatado.

Alimento húmedo vs. alimento seco

Tanto el alimento húmedo (enlatado) como el alimento seco tienen sus propias ventajas. El alimento enlatado contiene alrededor de 80 % de agua, así que ayuda a que tu cachorro esté bien hidratado, pero el mayor contenido de agua también significa que tiene menos calorías y nutrientes. Es más práctico darle a tu cachorro alimento seco, ya que puedes dejarlo en el plato durante más tiempo.

Sin embargo, a los cachorritos les es más fácil comer alimento húmedo. Por lo tanto, mientras tu cachorro aún es pequeño y sus dientes se están desarrollando, es importante que coma un poco de alimento húmedo para que reciba todos los nutrientes que necesita.

Hecho en casa vs. comprado

Preparar alimento para tu cachorro en casa puede parecer una idea atractiva, pues así puedes decidir exactamente qué darle de comer y asegurarte de que solo consuma productos de alta calidad.

Sin embargo, lograr exactamente el equilibrio correcto de alimentos y de grupos alimenticios (por ejemplo, proteínas, grasas, etc.) es una tarea difícil, y algunos fabricantes de alimentos para perro han invertido años en perfeccionar sus fórmulas. Por tal motivo, y particularmente en el caso de cachorros pequeños, te recomendamos comprar alimento de alta calidad especial para cachorros en una tienda o clínica veterinaria para asegurarte de que tu cachorro tenga todos los nutrientes que necesita.

Compartir en