Master Brand

Cuatro razones por las que los gatos ronronean

Compartir en
Intro Text
Los gatos son animales sorprendentemente vocales que se comunican con maullidos, chirridos, bufidos, gruñidos, aullidos y alaridos. Sin embargo, el ronroneo es quizá el ruido más encantador y misterioso que hacen. Hay algo relajante, casi hipnótico, en esta vocalización animal tan singular y francamente extraña. ¿Pero qué significa? 
Content
Image
Gato naranjo en sofá con la mano de una mujer acariciandolo

 

Por qué ronronean los gatos

El ronroneo de un gato puede tener diversos significados. Estas son cuatro razones por las que tu gato puede estar ronroneando.

1. Los gatos ronronean cuando están contentos

Los gatos pueden ronronear porque se sienten calientitos, cómodos y contentos, esto quizá sea muy notorio cuando están acurrucados en el regazo de una persona.

2. Los gatos ronronean para calmarse

Aunque es verdad que los gatos ronronean en momentos de extrema relajación, los expertos en conducta animal creen que a veces también lo hacen en situaciones de mucho estrés o dolor, por ejemplo durante las visitas al veterinario e incluso cuando una hembra está dando a luz.

Actualmente, los científicos creen que los gatos ronronean para calmarse, lo cual les sirve tanto en situaciones estresantes o dolorosas como cuando están acurrucados en el regazo de una persona. Las vibraciones de baja frecuencia del ronroneo ayudan a que el gato respire con mayor facilidad y alivian su tensión.

3. El ronroneo ayuda a sanar

Los ronroneos hacen más que simplemente calmar a tu gato: los científicos también creen que estas vibraciones pueden ayudar a sanar heridas, reparar y fortalecer músculos e incluso servir como analgésicos, lo cual podría explicar por qué los gatos lesionados o enfermos eligen gastar su valiosa energía en ronronear. También podría explicar por qué los gatos tienden a recuperarse más rápido de las cirugías y a sufrir menos complicaciones en comparación con los perros.

4. El “ronroneo de solicitud” ayuda a tu gato a satisfacer sus necesidades

El ronroneo también puede ayudar a tu gato de maneras más directas. Los científicos han identificado un tipo particular de ronroneo, conocido como el “ronroneo de solicitud”, que al parecer los gatos usan exclusivamente como medio para conseguir algo de sus dueños, ya sea afecto o alimento.

El “ronroneo de solicitud” es una mezcla entre un maullido y un ronroneo, y su frecuencia se aproxima a la del sonido del llanto de un bebé, un sonido al que respondemos por naturaleza.

El ronroneo de los gatos podría beneficiar a los humanos

El ronroneo de los gatos también podría tener beneficios para los humanos. Un estudio de largo plazo que se realizó en el University of Minnesota Stroke Centre reveló que los dueños de gatos eran menos propensos a morir de enfermedades cardiovasculares en comparación con quienes no tenían gatos, y algunas personas han sugerido que la exposición a los maullidos podría explicar en parte estos resultados.

¿Qué sucede si mi gato no ronronea?

Cada gato ronronea de diferente forma y con un volumen distinto. Algunos gatos ronronean casi en completo silencio y la única forma de saber si lo están haciendo es tocar su cuello o garganta para sentir la vibración. Por otra parte, hay gatos que al parecer no ronronean para nada, y, salvo que haya algún daño en sus cuerdas vocales, los científicos aún tratan de comprender el motivo.

Los gatos ferales son menos propensos a ronronear que los gatos domésticos, esta observación dio origen a la teoría de que las madres de los gatos ferales desincentivan el ronroneo de sus gatitos para evitar llamar la atención de los depredadores.

Los científicos también han observado que los gatos ferales son mucho menos vocales que los gatos domesticados, y que a menudo solo maúllan y ronronean cuando son gatitos y abandonan el hábito cuando son adultos. Esto puede deberse a que los gatos domésticos desarrollaron sus tendencias vocales para comunicarse mejor con los humanos. Un gato que ronronea puede solicitar caricias o premios, y un gato que maúlla puede conseguir cenar más rápido que sus compañeros más callados.

Etiquetas
Compartir en