Master Brand

Futuros dueños de gatos: lee nuestros 5 consejos básicos para adquirir un gatito

Compartir en
Intro Text
Desde elegir una raza hasta llevar al gatito a casa, nuestros 5 consejos básicos te ayudarán a seleccionar la opción más adecuada para ti y te servirán para mantener sano a tu gatito desde el primer momento.

¡Decidiste tener un gatito! ¡Felicidades! Hay muchas cosas que debes tomar en cuenta, desde encontrar el gatito más adecuado para ti hasta organizar su nueva área de juego. Antes de recibir en casa a tu nueva bolita de pelo, asegúrate de haber revisado cada uno de los puntos de la siguiente lista de preparativos esenciales para tener un gatito.
Content
Image
Simpático gatito jugando con una bola de estambre

1. ¿Sabes qué raza quieres?

Con tantas razas de gatos que hay, puede ser un poco abrumador decidir cuál es la adecuada para ti. Estos son algunos aspectos que debes de considerar a la hora de elegir una raza. ¿Cuántas horas al día podrás pasar tiempo con tu gatito? ¿Será un gato de interiores o de exteriores? ¿Convivirá con otros animales? ¿Qué tan largo te gustaría que fuera su pelaje? ¿Cada cuándo lo acicalarías? Tener una lista clara de requisitos y preferencias te facilitará encontrar un gatito que se compagine a la perfección contigo y con tu estilo de vida. Es recomendable buscar asesoramiento (de un médico veterinario local, por ejemplo) con respecto a los problemas de salud que pueden presentar ciertas razas.

2. ¿El gatito tiene por lo menos 12 semanas de edad?

Los expertos consideran que un gatito debe estar con su madre por lo menos hasta cumplir 12 o 13 semanas de edad. A esa edad ya habrá aprendido de su madre muchas de las habilidades que le servirán durante toda su vida, como alimentarse por sí mismo y usar su caja de arena.

3. ¿Tienes todo el equipo necesario?

Necesitarás adaptar tu casa para que sea “a prueba de gatos” antes de darle la bienvenida a tu nuevo gatito: una caja o cesta calientita en un lugar tranquilo para dormir, comedero, bebedero y una caja de arena son artículos esenciales, al igual que una transportadora de mascotas segura para que lo lleves a casa por primera vez. Tómate tu tiempo y obsérvalo para identificar los juguetes y premios que prefiere, y consigue suficiente alimento para gatos de su edad y nivel de desarrollo.

También debes tener en mente que los gatitos son increíblemente curiosos, ¡se meten en cualquier lugar! Asegúrate de bloquearle el acceso a posibles rutas de escape o a peligros como, por ejemplo, productos de limpieza tóxicos, cables eléctricos expuestos o cualquier planta con la que pueda intoxicarse. Posiblemente también quieras considerar usar productos de limpieza seguros para gatos. No olvides que, así como proteges a tu gatito de los peligros de tu casa, ¡también necesitas proteger tu casa de tu gatito! Comienza a pensar en dónde colocar un poste rascador: ¡no querrás que tu nuevo gatito se encariñe demasiado con tu sofá!

4. ¿Tienes un médico veterinario de confianza en tu localidad?

Tan pronto como recibas a tu nuevo gatito, llévalo directo al veterinario para que lo examinen y le de tratamiento, si es necesario, contra pulgas y lombrices. El control antiparasitario será algo que deberás tener muy presente durante toda la vida de tu gato, por lo que te sugerimos hablar con el veterinario sobre la mejor forma de controlar los parásitos. También necesitarás que le hagan un chequeo general de salud en el que revisen su peso, sus ojos, sus orejas y su dentadura. Las vacunas son parte importante de la vida de un gatito; las primeras, comienzan alrededor de las nueve semanas y necesitará vacunas complementarias por lo menos una vez al año. Es posible que tu gatito ya tenga microchip cuando lo recibas. Si no es así, llévalo a que le pongan uno tan pronto como puedas. También debes llevarlo a esterilizar a partir de los 6 meses de edad.

5. ¿Ya te preparaste mentalmente para recibirlo?

Adquirir un gatito implica mucho más que apapachos y fotos tiernas. Puede ser una tarea estresante, difícil y exhaustiva, ¡no muy diferente a la de cuidar a un bebé humano! Prepárate para oírlo maullar algunas madrugadas mientras le ayudas a acoplarse a su nuevo hogar, y también para encontrar unos cuantos “accidentes” en lo que aprende a usar su caja de arena y su poste rascador. Los gatos son seres curiosos e independientes y adoran explorar, por lo que es importante que establezcas algunas reglas básicas desde el inicio. Aunque seguramente habrá alguno que otro tropiezo en el camino, con el tiempo verás que adquirir un gatito habrá sido una de tus mejores decisiones, ¡con la recompensa de tener infinidad de ronroneos y maullidos felices!

Entrenar a los gatitos para que usen la caja de arena es un paso importante en su vida. Consulta aquí nuestra guía al respecto.

Etiquetas
Compartir en