Master Brand

Cinco consejos sobre el entrenamiento correcto para fomentar la socialización y el buen comportamiento en cachorros

Compartir en
Intro Text
Es importante hacer que tu cachorro se sienta en casa y cómodo en su nuevo entorno. Sigue estos consejos sobre cómo empezar a entrenar a tu cachorro para fomentar su socialización y su buen comportamiento.
Content
Image
Cachorro de corgi dormido

Recibir un nuevo cachorro en casa puede ser emocionante, pero su adaptación al hogar puede suponer retos para todos los involucrados. Tomar las medidas adecuadas para que tu cachorro se aclimate a su nuevo entorno puede servirte para que comience a obedecer indicaciones básicas, y también te ayudará a sentar las bases de su entrenamiento en aspectos adicionales de comportamiento y socialización.

1. Preséntale a tu cachorro su nuevo hogar

El primer día junto a tu nuevo cachorro puede ser agobiante tanto para tu familia como para el cachorro. Dedica tiempo a hacer las presentaciones adecuadas con tu nuevo cachorro para fomentar vínculos positivos en el hogar. El entrenamiento del cachorro, que debe comenzar desde el primer día, les ayudará a conocerse y entenderse mejor.

Sigue los siguientes pasos durante el primer día para ayudar a que tu cachorro se sienta cómodo en su nuevo entorno:

  1. Por la mañana, temprano, presenta al cachorro con los miembros de la familia y preséntale la casa.
  2. Preséntale la camita donde dormirá.
  3. Muéstrale el jardín, el patio o el lugar que deberá usar para defecar.
  4. Dale bastante tiempo para que explore su nuevo entorno mientras lo observas.
  5. Comienza a llamarlo por su nombre para que se acostumbre a poner atención cuando lo escuche.

2. Ayúdalo a que se sienta cómodo durante su primera noche

La primera noche puede ser atemorizante para tu cachorro, pero puedes ayudarle a sentirse cómodo si tomas las medidas adecuadas para crear un ambiente seguro y acogedor. Deja encendida una luz tenue y deja la radio prendida para atenuar cualquier imagen o sonido nuevo que pueda asustar a tu cachorro. Coloca unos cuantos juguetes y una camiseta vieja en su camita para crear un lugar cálido, acogedor y seguro con olores conocidos.

Recuerda que el primer día habrá sido un gran día tanto para ti como para él, así que es normal que intente llamar tu atención durante las primeras noches. Resiste la tentación de consolarlo de inmediato cuando lo oigas llorar. Aunque es natural que los cachorros lloren cuando están en un lugar nuevo, solo revísalo cuando haya dejado de llorar para que sepa que no estás lejos. De esta forma, no estarás creando un vínculo directo entre llorar y conseguir atención de inmediato. En vez de eso, solo recompensa el buen comportamiento para que tu cachorro aprenda que estando en silencio consigue que le pongas atención.

El uso de feromonas caninas puede ayudar a algunos cachorros a adaptarse más rápido a un ambiente nuevo; si necesitas asesoramiento al respecto, consulta a un especialista veterinario.

3. Comienza de inmediato a entrenarlo para que defeque donde debe

El buen comportamiento se basa en un buen programa de entrenamiento, por lo que los cachorros deben aprender a salir a defecar tan pronto como sea posible. Es recomendable que los cachorros salgan a defecar:

  • después de dormir
  • después de comer
  • después de beber agua
  • después de jugar
  • cuando están emocionados

Después de cualquiera de estos eventos, sácalo de la casa (o, si vives en un departamento, llévalo a su tapete absorbente o caja de pasto artificial) para que aprenda a dónde debe de ir.

Recompensa su buen comportamiento con un refuerzo positivo ―como cumplidos, caricias o premios―, pero nunca castigues lo que no viste. Si encuentras que ensució donde no debe, simplemente limpia, no digas nada y no lo fuerces a que huela sus heces ni le pegues, pues eso no te servirá para entrenarlo, y gritarle solo hará que te evite y te tema.

4. Socialización del cachorro

La socialización de tu cachorro debe comenzar tan pronto como sea posible, pues le servirá para adaptarse al ambiente de los humanos. La socialización es un paso importante para lograr que tu cachorro interactúe correctamente con otras personas y perros y que reaccione bien ante situaciones nuevas.

La socialización adecuada del cachorro puede tener su truco, pero los siguientes consejos pueden servirte para tener un buen comienzo:

  1. Tu tono de voz, tu lenguaje corporal y tus niveles de estrés afectan la forma en que tu mascota reacciona, así que pon siempre el buen ejemplo y mantén la calma.
  2. Preséntale las nuevas experiencias (niños, carritos del súper y podadoras, por ejemplo) lo más pronto posible para que no les tema a medida que crece.
  3. Conocer a otras mascotas puede ser estresante, y por eso debes permitir que las mascotas se observen mutuamente a una distancia segura y nunca debes obligarlas a juntarse.

Asegúrate de que tu cachorro tenga al corriente sus vacunas y desparasitaciones antes de que comience a mezclarse con otros perros. Pregunta al veterinario en qué momento puede comenzar tu cachorro a interactuar con otros perros.

5. Haz que las visitas al veterinario sean una experiencia positiva

Con todos los olores, animales y personas extrañas que hay en ellas, las visitas al veterinario pueden ser estresantes para tu cachorro y para ti, pero no tienen por qué serlo. En la primera visita al veterinario por lo general se realizan procedimientos preparativos importantes, como la aplicación de vacunas, la administración de tratamientos desparasitantes o  antiparasitarios preventivos y la implantación del microchip. Por eso, y a fin de limitar el estrés para tu cachorro, lo recomendable es que procures que las visitas al veterinario en esta etapa de su vida sean una experiencia divertida.

Por último, si tienes problemas con el comportamiento de tu perro, quizá necesites consultar a un etólogo profesional. Pide al veterinario consejos de entrenamiento para mejorar el comportamiento; es posible que incluso te pueda recomendar un buen etólogo de tu localidad.

Compartir en