Master Brand

Guía de entrenamiento de perros con contador

Compartir en
Intro Text
Un contador de entrenamiento canino puede ser una excelente herramienta para adiestrar a los perros con refuerzos positivos.
Content
Image
Dueña entrenando a su perro con un contador

El entrenamiento con contador, que se basa mucho en el refuerzo positivo, es un método eficaz y divertido para adiestrar a tu perro. Puedes usarlo para enseñarle a tu perro órdenes básicas o trucos más complicados. ¡Cuando tu perro escucha el contador, sabe que recibirá un premio! 

¿Qué es un contador de entrenamiento canino? 

Los contadores ("clickers") de entrenamiento canino son dispositivos de plástico simples y pequeños. Tienen dentro una tira metálica que produce un sonido característico al accionarlos. Son baratos y puedes comprarlos en tiendas de artículos para mascotas, tanto en línea como físicas. 

¿En qué consiste el entrenamiento de perros con contador? 

El entrenamiento con contador es una de las formas más simples de enseñarle a tu perro órdenes y trucos. Sirve para darle a tu perro una respuesta constante y audible ante sus comportamientos positivos. Con este tipo de entrenamiento, accionas el contador para que tu perro oiga un clic cada vez que obedece una orden o hace bien un truco. Después de accionar el contador, debes darle un premio a tu perro. Con el tiempo, el perro aprende a asociar el contador de entrenamiento con los premios y con obedecer órdenes.  

¿Cómo debo usar el contador de entrenamiento canino? 

El contador de entrenamiento canino es muy fácil de usar. Esta guía detallada te servirá para empezar 

Preséntale el contador a tu perro 

1. Asegúrate de tener a la mano muchos premios nutritivos pequeños (idealmente de 20 a 30 premios del tamaño de un bocado), así como tu contador. Escoge una habitación tranquila y sin distractores. 

2. Antes de que comiences con el entrenamiento, preséntale el contador a tu perro. Con un premio en una mano y el contador en la otra, acciona el contador una vez e inmediatamente dale el premio a tu perro. 

3. Repite esta acción unas cuantas veces para que tu perro aprenda pronto a asociar el sonido del contador con un premio. Una vez que logres establecer esta asociación, el sonido del contador debe comenzar a llamar la atención de tu perro. 

Usa el contador para enseñarle a tu perro una orden 

5. A continuación, enfócate en la acción que quieres que tu perro ejecute; por ejemplo, sentarse. En cuanto tu perro se siente, acciona el contador y dale un premio. 

6. Puedes animarlo gentilmente a que se siente; cada vez que lo haga, acciona el contador de inmediato y dale un premio. Tu perro pronto establecerá la relación entre la acción deseada, el sonido del contador y el premio. 

Agrega órdenes vocales 

7. Comienza a usar órdenes vocales (“sentado”, por ejemplo) para dirigir a tu perro. Sigue usando el contador y premiando a tu perro en cada ocasión. Repite el proceso. 

8. Una vez que tu perro ya haya dominado este paso, continúa con la siguiente etapa: solo acciona el contador y premia a tu perro cuando ejecute la acción ante la orden vocal. No acciones el contador ni entregues el premio si tu perro se sienta sin que se lo ordenes. 

9. Cuando tu perro se siente siempre que se lo ordenes, pueden empezar a disminuir gradualmente el uso del contador y de los premios. Algunos entrenadores recomiendan usar una palabra indicadora (por ejemplo, un “¡sí!” enfático) para ayudar a sustituir la función del contador a medida que dejas de usarlo con tu perro. 

Continúa felicitándolo 

10. Una vez que tu perro esté obedeciendo sistemáticamente tus órdenes vocales, deja de darle premios cada vez que ejecute la acción deseada. Sin embargo, no dejes de darle una caricia de ánimo y muchas felicitaciones. Y, por supuesto, aún puedes darle un premio de vez en cuando si sigue bien tus órdenes. 

Consejos principales sobre el uso exitoso del contador de entrenamiento canino 

  • El momento oportuno lo es todo. Es importante que tu perro entienda cuál es el comportamiento que estás premiando. Intenta accionar el contador, si puedes, durante la conducta correcta e inmediatamente después dale el premio. 
  • Recompénsalo siempre. En las primeras etapas del entrenamiento, cada clic debe significar un premio garantizado. Por eso, incluso si accionas el contador por error, de todos modos debes darle un premio a tu perro. 
  • Procura que los premios sean siempre pequeños. El entrenamiento con contador requiere muchos premios. Procura que sean pequeños para que tu perro no suba de peso. 
  • Termina el entrenamiento con una nota positiva. El entrenamiento requiere un poco de esfuerzo, tanto tuyo como de tu perro (aunque también es muy divertido). Siempre termina la sesión de entrenamiento con una nota positiva: ante una acción correcta de tu perro, acciona el contador, dale un premio y felicítalo mucho. 
  • Disminuye gradualmente el uso del contador. Recuerda que el contador de entrenamiento canino es solo para enseñarle nuevas conductas a tu perro. Una vez que tu perro responda solamente a las órdenes verbales, es momento discontinuar gradualmente el uso del contador (y de los premios). 

 

Etiquetas
Compartir en