Master Brand

Tratamiento de infecciones del gusano del corazón en perros

Compartir en
Intro Text
Los gusanos del corazón son parásitos particularmente indeseables que están presentes principalmente en estados cálidos como Veracruz, Yucatán y Quintana Roo, por mencionar algunos. Si vives en zona de playa o viajas de vez en cuando a zonas cálidas con playa, tu perruno podría estar en riesgo. Conoce cómo puedes proteger a tu perro contra estas infecciones graves si vas a llevarlo contigo a alguna región en la que prevalece el parásito. ¡Y no olvides que estos parásitos también afectan a los gatos!

Los perros se infectan con gusano del corazón mediante las picaduras de mosquitos. Las picaduras de mosquitos infectados transmiten las larvas del gusano del corazón a los perros; estas larvas crecen y se desarrollan durante varios meses, y finalmente se convierten en gusanos adultos que invaden los vasos sanguíneos mayores que rodean al corazón y a veces se alojan en el propio corazón. El gusano del corazón, principalmente en las costas de México, causa una enfermedad sumamente grave y difícil de tratar. Por eso, si vas a viajar con tu perro a la playa o a zonas con alta prevalencia de mosquitos, es fundamental que tomes las precauciones adecuadas.
Content
Image
Perro grande mordisqueando hueso en la hierba

¿En qué países son comunes las infecciones de gusano del corazón?

Por lo general se encuentra en regiones tropicales y templadas. Según se sabe, su prevalencia es mayor en México, Estados Unidos, Sudamérica, Japón, Australia e Italia. También se encuentra en algunos países de Europa meridional, como España, Portugal, Francia, Grecia y Turquía. Consulta al médico veterinario si planeas viajar al extranjero con tu perro.

Signos

Los signos pueden variar según la cantidad de gusanos presentes: los perros infectados con pocos parásitos pueden presentar signos más leves, pero una carga parasitaria alta puede provocar tos, cansancio excesivo después de hacer poco esfuerzo e incluso insuficiencia cardiaca.

Diagnóstico

El médico veterinario puede diagnosticar la infección por gusano del corazón de varias formas. La primera es mediante un examen de sangre en busca de microfilarias (las microfilarias son las larvas que producen los gusanos del corazón adultos y que circulan en el torrente sanguíneo del animal infectado). Otro examen consiste en detectar la presencia de gusanos adultos. Las radiografías de tórax también pueden ayudar a determinar el alcance del daño cardiaco o pulmonar causado por los parásitos.

Tratamiento

Esta enfermedad es difícil de tratar, principalmente porque matar a los gusanos puede causar problemas adicionales, pues los gusanos muertos pueden atascarse en el sistema circulatorio de la víctima.

El tratamiento de la infección por gusano del corazón comprende, en primer lugar, administrar un medicamento que mate a los parásitos adultos. Para evitar complicaciones, durante este periodo el perro debe mantenerse con restricciones de ejercicio y terapia auxiliar.

Una vez que se consigue eliminar a los adultos, se administra un medicamento diferente que mata a las larvas del parásito que circulan en la sangre (las microfilarias). Este tratamiento tampoco está exento de complicaciones, pues las microfilarias moribundas pueden desencadenar reacciones anafilácticas (alérgicas).

Es posible que sea necesario recurrir a varias otras terapias, según los signos que presente el perro, y a veces hay que extraer quirúrgicamente los parásitos en caso de que estén bloqueando el flujo de sangre proveniente del corazón.

Prevención

La infección del gusano del corazón es una enfermedad sumamente grave, y su tratamiento puede ser costoso y difícil. Por tal motivo, si vives o vas a viajar con tu perro a una región en la que prevalece este parásito, es de vital importancia que evites que se contagie.

Hay dos formas de hacerlo (y aplicar ambas medidas le dará la mejor protección a tu perro). En primer lugar, utiliza repelente de mosquitos. En segundo lugar, utiliza con regularidad un tratamiento preventivo contra el gusano del corazón que mate las larvas del parásito antes de que se conviertan en gusanos adultos.

Si tienes planes de viajar a zonas tropicales con tu mascota, habla con el médico veterinario sobre las medidas que necesitas tomar para asegurarte de que esté protegida.

Image
Parásito por microscopio
Compartir en