Master Brand

Cuatro razones por las que tu gato babea

Compartir en
Intro Text
Aunque es común que los perros babeen, los gatos son menos propensos a tener problemas con la salivación excesiva. Conoce cuál puede ser la causa de que tu gato babee y qué significa para su salud.
Content
Image
Gato maullando

En muchos casos no hay nada de lo que debas preocuparte si ves que tu gato babea un poco, en especial si toda su vida ha presentado este comportamiento. Algunos gatos babean cuando se sienten felices o particularmente nerviosos. De hecho, si tu gato babea cuando ronronea, significa que está relajado y contento.

Por otra parte, el babeo excesivo puede ser un signo de que algo anda mal. Si el babeo de tu gato es súbito o anormal, entonces debes llevarlo al médico veterinario para que lo examinen.

Cuatro razones por las que tu gato puede estar babeando

1. Enfermedades bucales y caries

Las enfermedades bucales o las caries son causas comunes del babeo en gatos. La acumulación de sarro puede provocar fricción contra el interior de su boca y hacer que produzca demasiada saliva. Para revisar la boca de tu gato, jala suavemente su labio y examina su dentadura. Si los dientes tienen una textura como de piedra o son de color café, o si las encías se ven rojas o sangran, debes llevarlo a que lo revise el médico veterinario, pues podría necesitar tratamiento, por ejemplo una limpieza dental.

2. Objetos extraños en la boca del gato

Cuando revises la dentadura de tu gato, busca cualquier cosa que pueda estar atorada en su boca, alrededor de sus dientes y en la parte posterior de la boca, por ejemplo hilos u objetos pequeños que puedan causarle molestias. Algunas plantas también pueden causar babeo y enfermedad, y por eso debes revisar si tu gato ha estado comiendo algo que pueda hacerle daño. Podría ser necesario que lo lleves con el médico veterinario para que le retiren el objeto extraño en caso de que tú no puedas hacerlo.

3. Golpe de calor

El golpe de calor es otra causa de babeo en gatos, principalmente en verano. Esta afección no es tan común en gatos como en otros animales, pero si tu gato ha estado en el sol durante varias horas sin beber agua, podría tener un golpe de calor.

El golpe de calor puede ser peligroso, así que asegúrate de que tenga disponible bastante agua fresca y limpia, y trata de mantenerlo en casa o en un lugar fresco durante los días muy calurosos.

Otros signos del golpe de calor son los siguientes.

  • Comportamiento inquieto
  • Pulso y respiración acelerados
  • Enrojecimiento de la lengua
  • Vómito
  • Letargo

Si sospechas que tu gato puede estar sufriendo un golpe de calor, llévalo cuanto antes con el médico veterinario.

4. Ansiedad y náuseas

El babeo puede ser un signo de ansiedad o de náuseas. “Las náuseas pueden indicar diversos problemas, desde malestar estomacal pasajero hasta algo más grave, como enfermedad intestinal inflamatoria o cáncer intestinal”, indica la médico veterinario Judy Morgan.

“Si el babeo dura más de unos cuantos minutos o se presenta de manera continua o recurrente, definitivamente hay que llevar al gato a que lo examine el médico veterinario”.

Es mejor consultar con un profesional de medicina veterinaria para despejar cualquier duda.

Etiquetas
Compartir en