Master Brand

Si tienes perro, estas son seis preguntas que debes hacerle al médico veterinario

Compartir en
Intro Text
¿Cuáles son las preguntas importantes que debes hacerle al médico veterinario durante el chequeo de tu perro?
Content
Image
Dueña de perro y veterinario dándose la mano

Aunque tu perro parezca estar perfectamente sano, es importante que lo lleves al médico veterinario con regularidad para que reciba un chequeo completo. Como regla general, lo recomendable es llevarlo una vez al año, pero los chequeos pueden ser más frecuentes si tu perro es anciano o tiene problemas de salud.

Estas consultas te permiten estar al tanto de la salud de tu perro y sirven para detectar cualquier problema de salud antes de que sea vuelva grave. También son una oportunidad ideal para que hagas preguntas y resuelvas dudas con respecto a cuestiones menores que quizá te inquieten.

¿Qué preguntas debes hacer?

¿Mi perro está muy gordo?

Aunque podría parecer difícil de imaginar, la obesidad es un problema que afecta a muchos perros. El sobrepeso en los perros los expone a problemas de salud graves. Todos los perros pueden padecerlo, pero el riesgo de obesidad es particularmente alto en los perros de mediana edad, en los que ya están esterilizados y en los que casi no salen de casa.

El médico veterinario pesará a tu perro como parte del chequeo y podrá indicarte si se encuentra en el rango de peso promedio que corresponde a los perros de su raza y edad. Si tiene sobrepeso, el médico veterinario podrá asesorarte acerca de las necesidades nutricionales de tu perro y te recomendará ejercicios útiles. ¡Algunas clínicas veterinarias incluso ofrecen programas para bajar de peso!

¿Su pelaje está saludable?

Un pelaje brillante y lleno de vitalidad significa un perro feliz y saludable. El médico veterinario examinará el pelaje de tu perro y te recomendará shampoos específicos adecuados para la raza de tu perro, si es necesario.

Además, el pelaje de tu perro es un lugar de convivio ideal para garrapatas, pulgas y otros parásitos, lo cual nos lleva a la siguiente pregunta.

¿Mi perro está transportando “pasajeros indeseables”?

Los parásitos, como las pulgas, garrapatas y lombrices intestinales, pueden llegar a ser una fuente de preocupación constante para los dueños de perros. Debes preguntarle al médico veterinario si tu perro tiene signos que indiquen la presencia de parásitos externos. Los parásitos pueden portar patógenos infecciosos y peligrosos para los perros, y algunos de ellos también pueden transmitirse a los humanos. Por lo tanto, es importante saber reconocer los signos de su presencia, incluso en la casa.

Las buenas noticias son que las garrapatas, las pulgas y otros parásitos pueden tratarse y evitarse con facilidad. El médico veterinario puede darte más información sobre los riesgos a los que se enfrenta tu perro, la forma de identificar cualquier problema y cómo proteger a tu perro contra los parásitos.

¿Su dentadura está en buen estado?

Puedes pedirle al veterinario que examine con atención la dentadura de tu perro durante la consulta, a fin de que revise qué tan limpia está y te aconseje si debes hacer algún cambio con respecto al cepillado de sus dientes. Cepillar los dientes de tu perro puede prevenir la aparición de caries, el mal aliento, dolor al masticar e incluso la pérdida de piezas dentales.

El médico veterinario podría recomendar una limpieza profesional para eliminar la placa dentobacteriana y el sarro. También puedes pedirle que te explique cómo realizar la rutina de cepillado en casa.

¿Su audición está bien?

Quizá a veces te preguntes cómo está la salud auditiva de tu perro, por ejemplo cuando lo llamas varias veces en el parque y no te hace caso. Aunque el hecho de que no acuda a tu llamado a menudo se debe al exceso de estímulos y no a algún problema auditivo, siempre es recomendable que le pidas al veterinario que revise los oídos de tu perro.

Los problemas de audición pueden deberse a la edad, a la acumulación de cerumen o, más a menudo, a un dolor de oídos. El veterinario puede examinar los oídos de tu perro, buscar signos de infección y llevar a cabo una prueba auditiva básica. Si sospecha que hay algún problema, recomendará practicarle a tu perro exámenes de audición clínicos más específicos para confirmar el diagnóstico.

¿Sus vacunas están al día?

Tu perro debe recibir vacunas durante toda su vida. El veterinario podría enviarte recordatorios cuando se acerque la fecha de la siguiente vacuna de tu perro, pero siempre es bueno confirmarla durante los chequeos anuales.

Cuando tengas planes de viajar al extranjero con tu perro, no olvides decírselo al veterinario. De hecho, el “pasaporte para mascotas” de tu perro debe especificar que ya recibió la vacuna contra la rabia.

Compartir en