Master Brand

Seis formas de tratar la artritis canina

Compartir en
Intro Text
La artritis canina provoca inflamación en las articulaciones y puede hacer que los esfuerzos más simples, como caminar o levantarse después de tomar una siesta, sean muy dolorosos. Conoce cómo ayudar a aliviar el dolor y malestar que la artritis puede causar en tu perro.
Content
Image
Pequeño perro tirado en el suelo

La artritis en perros ancianos a menudo es resultado de una vida feliz y activa, pero diversas lesiones, la diabetes y la obesidad también pueden provocarla. Su forma más común, la osteoartritis (conocida también como enfermedad articular degenerativa), afecta aproximadamente a 1 de cada 5 perros.

Si tu perro tiene artritis, hay varias formas en que puedes ayudarle a sentirse más cómodo

 

1. Llévalo con el médico veterinario para que le recete un tratamiento eficaz

La artritis puede tratarse con medicamentos antiinflamatorios, suplementos alimenticios y agentes condroprotectores. El médico veterinario puede recetarle un antiinflamatorio no esteroideo para aliviar la inflamación y el dolor. Los agentes condroprotectores ayudan al cuerpo a reparar el cartílago y estimular su función. Pregunta al médico veterinario por los tratamientos que pueden ser adecuados para tu perro.

2. Controla su peso y su dieta

Las articulaciones con artritis se deterioran con mayor rapidez en los perros que sufren sobrepeso. Bajar de peso ayudará a reducir un poco el esfuerzo al que se someten los huesos y articulaciones de tu perro. Las dietas especiales que contienen ácidos grasos omega 3, glucosamina y condroitín sulfato pueden ayudar a aliviar los signos de la artritis.

3. Consíguele una cama suave

Una cama ortopédica para perro hecha de memory foam puede dar soporte adicional para las articulaciones y huesos de tu perro. Además, las camas de este tipo son muy importantes para los perros delgados, pues sin ellas sus huesos podrían rozar contra las superficies duras y provocarles incomodidad. Algunas tiendas de artículos para mascotas venden camas hechas especialmente para perros artríticos.

4. Instala rampas, cubos y pisos antideslizantes

Para los perros ancianos puede ser difícil usar escaleras y caminar en pisos de duela o azulejo. Puedes colocar rampas y cubos para ayudar a tu perro a subir escaleras y trepar o bajar de los sillones. Coloca alfombras o tapetes sobre los pisos resbalosos para que tu perro pueda caminar con mayor estabilidad.

5. Prueba con masajes y ejercicio

Piensa en todas las veces que tu fiel amigo te ha ayudado a sentirte mejor. Esta es una oportunidad excelente para devolverle el favor. El masaje puede aumentar la movilidad y flexibilidad de tu perro, mejorar su circulación y ayudarle a relajarse. Puedes masajear con suavidad los músculos rígidos de tu perro (evita aplicar presión directa en sus articulaciones, porque podrían dolerle) o programa una cita con un masajista profesional de mascotas para que consienta a tu perro.

Aunque tu perro tenga artritis, el ejercicio diario le ayudará a fortalecer sus músculos y ligamentos y a reducir el riesgo de lesiones.

6. Haz tiempo para asearlo

Los perros artríticos no pueden limpiarse muy bien, especialmente en las zonas difíciles de alcanzar. Por tal motivo, es imprescindible asear a los perros ancianos, incluso con mayor frecuencia que a los perros más jóvenes. Cepilla el pelaje de tu perro con regularidad para deshacerle los nudos y quitarle el pelo suelto, y recuerda hacerlo siempre con delicadeza.

 

Etiquetas
Compartir en